Drogas que Afectan la Productividad

La voz de alarma fue dada al Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (MITRADEL), quien adelanta un estudio para determinar la incidencia de esta problemática en el sector laboral.

En Panamá, el Código de Trabajo permite que los empresarios soliciten a sus trabajadores pruebas antidoping que son realizadas en laboratorios privados.

No obstante, dijo que ante los resultados que vienen obteniendo, se analiza extenderlos a todos los puestos vacantes, «para tener mayor seguridad y confianza.
Por su parte director de empleo del MITRADEL, indicó que la investigación que realizan busca conocer cómo y en qué condiciones asisten las personas a sus puestos de trabajo.
Destacó que el uso de drogas afecta directamente la competitividad y la productividad de los panameños.

Pese a que se tenía previsto tener los resultados preliminares en el tema de antidoping, los mismos se han retrasados, ya que se encuentra concentrados en lo relacionado a la capacitación laboral.
Una vez concluídos, dichos resultados serán compartidos con los ministerios de Desarrollo Social y de Educación. Con el primero para que atienda la parte social, y con el segundo para la parte educativa.

Antonio Vargas, sub director de Trabajo del MITRADEL, reiteró que el Código de Trabajo señala que pueden solicitarse pruebas en cuanto al consumo de drogas como marihuana y cocaína.
Este problema debe ser atacado de raíz y con mucha información, en opinión del empresario y presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas, Enrique de Obarrio.

De Obarrio considera lamentable que las personas, que utilizan drogas como la cocaína no tengan en cuenta que esta adicción puede afectarles su presente y su futuro.

El empresario consideró que todo va ligado a deficiencias educacionales y a la comisión de delitos, dependiendo de los niveles de adicción. Para él, este tipo de problema debe ser discutido en los hogares, en las escuelas y demás, para que las personas tomen conciencia y atacar el problema.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), afirma que aunque es difícil cuantificar los costos económicos de la pérdida de productividad por el abuso de drogas, » no cabe duda de que son enormes».

En todas las profesiones, las tasas más elevadas de consumo y abuso de alcohol y drogas corresponden a los trabajadores varones y jóvenes, según la OIT.

El consumo abusivo de alcohol y drogas tiene consecuencias de amplio alcance, ya que afecta a las familias y los compañeros de trabajo en forma de pérdida de ingresos, estrés y desmoralización.

 

Fuente: Panamá América

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
× ¿Cómo puedo ayudarte?