Educar a los empleados sobre los mitos y conceptos erróneos sobre el alcohol en el aliento

Los departamentos de Recursos Humanos, Salud Ocupacional y equivalentes de las empresas creen que sus programas de pruebas de alcohol son razonables y que las pruebas de alcohol que realizan dan resultados precisos en los que se puede confiar, pero ¿sus empleados creen lo mismo?

La empresa confía en la precisión de los resultados de las pruebas de alcohol porque saben que: 

  • Los dispositivos de prueba de alcohol deben cumplir con estándares de precisión y exactitud internacionalmente validados; 
  • Los operadores deben estar capacitados para realizar las pruebas;
  • Los instrumentos de prueba de aliento deben revisarse con frecuencia para garantizar su precisión.

Sin embargo, no podemos asumir que todos los empleados tienen la misma confianza en que los resultados de las pruebas de alcohol son precisos y que las restricciones sobre el consumo de alcohol que se detallan en la política de abuso de sustancias de una empresa son razonables para ellos.

Existen todo tipo de mitos y desinformación sobre las pruebas de alcohol que pueden crear dudas sobre la precisión y confiabilidad de los procesos de prueba de alcohol y los dispositivos utilizados. El personal responsable en las empresas que aborda estos mitos puede aumentar la confianza de sus empleados en las pruebas desmintiéndolos:

Mito 1: ¡Pero si yo solo me tomé dos cervezas!

Test de alcohol  

Es una situación repetitiva que cuando una persona es arrestada por conducir en estado de ebriedad, dice: «Solo me tomé dos cervezas».

Los profesionales con conocimiento sobre los niveles de ebriedad saben que dos cervezas de 12oz no intoxican a una persona por encima del límite de 0.08 BAC; máximo permitido para conducir. Dependiendo del género y el tamaño de la persona, se necesitan más de dos tragos para alcanzar el nivel de 0.08 BAC. Pero la afirmación de «sólo dos bebidas» se repite con tanta frecuencia que, en la mente de un individuo que no se inclina a confiar en las fuerzas del orden o en las pruebas de alcohol de las empresas, crea dudas sobre la exactitud de los resultados de éstas.

Es seguro asumir que esta duda en la precisión de los resultados de las pruebas de alcohol también se traslada a las pruebas en el lugar de trabajo. Los empleadores pueden abordar la falacia de las “dos cervezas” educando a sus empleados sobre los hechos de la intoxicación por alcohol y proporcionando recursos como la Rueda de Bebidas, una formula fácil de usar que calcula los niveles de alcohol según el peso, el sexo, la cantidad de bebidas y el tiempo.

Mito 2: «Mi amigo policía dice que el alcoholímetro que usan en la empresa para hacer las pruebas de alcohol no es adecuado.

Las empresas que realizan pruebas de alcohol en el lugar de trabajo siguen un conjunto de pautas muy diferente al de las fuerzas del orden. Los dispositivos de alcohol en el aliento para la prueba de alcohol en empresas se evalúan en el nivel 0.02 BAC, a diferencia de los dispositivos utilizados por las autoridades que se evalúan en el nivel 0.08 y 0.10 BAC. Cuando la policía hace una prueba de alcohol asume que la persona ha estado bebiendo. En cambio, las pruebas de alcohol que se realizan en las empresas son aleatorias y se asume que la persona no ha estado bebiendo. Además, se debe esperar 15 minutos después de un resultado positivo para realizar una segunda prueba de confirmación.

Mito 3: Puedes superar una prueba de alcohol si antes de la prueba…

«Pones un centavo debajo de la lengua», «Comes mantequilla de maní», «Tomas mucha agua», «Haces mucho ejercicio y sudas bastante», «Masticas chicle o granos de café», «Te pones pasta de dientes», «Esperas que pasen 2 horas», entre otras inverosímiles.

Ninguno de estos causará un falso negativo en la prueba. No hay forma de enmascarar el alcohol que hay en el aliento de una persona. A veces, una persona que ha sido sorprendida bebiendo intentará soplar muy suavemente para no soplar tanto aliento cargado de alcohol en el dispositivo. La mayoría de los dispositivos de prueba de alcohol en el aliento están diseñados para dar mensajes de error cuando una persona no sopla una muestra de aliento adecuada.

Educar a los empleados sobre la farmacología fundamental del alcohol debe ser un tema de capacitación crucial en la política de abuso de sustancias de una empresa. Brindar a los empleados algunos datos simples sobre cómo se absorbe y se elimina el alcohol contribuye en gran medida a que los empleados sean razonables ante la política de abuso de sustancias de la empresa.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
× ¿Cómo puedo ayudarte?